Williams felicita a Aduriz tras el gol del empate momentáneo del Athletic frente al Real Madrid.

Al parón con buenas sensaciones

20/03/2017 00:57 |0

El juego del conjunto rojiblanco ha mejorado en los últimos encuentros, ya se acerca a lo quiere Valverde, y llama al optimismo en el sprint final de la Liga

Ninguna derrota resulta dulce, pero el encuentro que perdió el Athletic el sábado contra el Real Madrid demuestra que la tropa de Ernesto Valverde ha encontrado un camino más o menos despejado en una temporada en la que el juego era inferior a los puntos. El grupo vizcaíno entra en el parón por los compromisos internacionales tras hincar la rodilla ante un líder frágil, endeble, aunque con una enorme capacidad para destrozar al adversario con su peligrosa dinamita, centrada en Benzema. No obstante, el séptimo clasificado de la Liga recuerda poco a ese grupo timorato y sin orden que se observó en el anterior duelo en casa, contra el Málaga, y en tres de los últimos cuatro duelos disputados se asemeja más a ese conjunto que, con independencia del resultado y del peligro producido, tenía la pelota y buscaba la portería contraria. En Sevilla, en Anoeta y contra la escuadra de Zinedine Zidane, el Athletic se asemeja cada vez más al Athletic de Txingurri y eso sirve de aliciente para el sprint final de la campaña, ese tramo de diez partidos en el que se decidirá si los vizcaínos obtienen de nuevo el billete para viajar por el Viejo Continente.

LOS DATOS

16

puntos debería conseguir el Athletic en las últimas diez jornadas para alcanzar los 60 puntos que, en los últimos tiempos, ha costado el billete para Europa.

18

puntos ha logrado el Athletic desde el parón navideño: 5 victorias, tres empates y cuatro derrotas

A priori, si se miran las estadísticas de los últimos ejercicios, los bilbaínos deberían recaudar al menos 16 puntos en esta tacada de encuentros; los necesarios para alcanzar los 60, frontera en la que se ha situado Europa en la última década. Y el trazo dibujado en estos últimos encuentros, con Iñaki Williams a un nivel extraordinario -aunque le sigue faltando esa pizca de puntería de cara a puerta-, invita al optimismo con un grupo que suele protagonizar excepcionales finales en los últimos metros de cada ejercicio. Además, ya no debe distraer su atención en dos frentes, después de la dolorosa y en parte bochornosa eliminación de la Europa League a manos del Apoel. Esto permite a Valverde tirar de su mejor once en cada encuentro, sin necesidad de aplicar rotaciones, también porque dispone de todos sus efectivos, más allá de un Sabin Merino que parece que para el regreso del parón, el 1 de abril, ya estará a disposición del técnico.

En marzo, el despegue

En el Sadar, ante el desahuciado Osasuna, comenzará el tramo definitivo de un ejercicio en el que el conjunto rojiblanco ha arrastrado una falta evidente de fútbol, de ideas. Apagado en una gran parte de este curso, con un centro del campo sin capacidad para generar fútbol. No obstante, desde que arrancó marzo con la visita al Sevilla, el Athletic comenzó a mostrar su mejor cara, una sonrisa, aunque en el Sánchez Pizjuán se quedase sin premio. Pero el equipo se colocó un traje más lucido, ofreció un buen rendimiento ante uno de los gallos de la Liga, ahora desinflado, y sirvió de pilar para la evolución posterior en Anoeta.

Es cierto que, entre medias, aparece ese tedioso duelo ante el Málaga en San Mamés, recaudado gracias un penalti transformado por Raúl García, pero ese encuentro en Andalucia demostró que si quiere -y suele hacerlo cuando enfrente aparece un oponente que vive por la parte alta de la tabla- puede. Como sucedió frente a la Real Sociedad, e hizo el sábado en La Catedral contra el Madrid. No se ganó, por supuesto, «dos chispazos», como aceptó Valverde en rueda de prensa, enterraron las esperanzas vizcaínas; aunque el regusto en la boca de los aficionados era más sabroso que en otras ocasiones.

De hecho, si hasta ahora la recaudación era superior a los méritos ofrecidos por el equipo, desde hace unos encuentros la escuadra vizcaína merece más de lo que obtiene. Se ha invertido la situación. Desde la reanudación de la Liga tras el descanso navideño, el Athletic ha logrado 18 puntos en 12 encuentros, en la misma línea que esos conjuntos con los que lucha por entrar en Europa: el Villarreal y la Real, derrotados esta jornada -lo que permite que la victoria del Madrid en San Mamés sea menos dañida desde el punto de vista clasificatorio y el sexto siga a cuatro puntos-, han recaudado 19 (igual que un Alavés que se ha transformado en un cohete), y el Eibar y el Espanyol, 18. Entre estos conjuntos se juegan Europa League, y los bilbaínos llegan a esta pelea con buenas sensaciones: eso sí, se deben transformar en resultados.

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ATHLETIC

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x