Benzema trata de escaparse con el balón controlado de los defensas rojiblancos..

Benzema marca la diferencia

19/03/2017 17:17 |0

El Athletic no puede evitar la derrota pese a apretar las tuercas durante los noventa minutos a un Real Madrid al que sólo iluminó el delantero francés

  • 1Athletic

    Kepa; De Marcos, Yeray, Laporte, Balenziaga; Iturraspe, Beñat (Mikel Rico, m.79); Williams, Raúl García (Susaeta, m.85), Lekue (Muniain, m.59); y Aduriz.

  • 2Real Madrid

    Keylor Navas; Carvajal, Sergio Ramos, Nacho, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric (Lucas Vázquez, m.61); Bale, Cristiano Ronaldo (Isco, m.79) y Benzema (Morata, m.85).

goles

0-1, m.24: Benzema. 1-1, m.65: Aduriz. 1-2, m.68: Casemiro.

árbitro

Jaime Latre (Comité Aragonés). Mostró tarjeta amarilla al local Aduriz (m.28), y a los visitantes Carvajal (m.28), Casemiro (m.31), Kroos (m.70) y Keylor Navas (m.92).

incidencias

Partido correspondiente a la vigésimo octava jornada de LaLiga Santander, disputado en un San Mamés prácticamente lleno ante 49.095 espectadores, según datos de LaLiga. Medio millar de ellos aficionados del Madrid. La mejor entrada de la temporada en La Catedral.

La magnífica racha del Athletic en San Mamés ha terminado este sábado ante un Real Madrid que, a falta de mejores argumentos, supo imponer su pegada. Suele ser lo habitual de un tiempo a esta parte. Bien mirado, no tiene mucho más que la contundencia de un cíclope el equipo de Zidane, cuyo nivel de talento individual es inversamente proporcional a la calidad del fútbol que genera como colectivo.

El Athletic le apretó las tuercas durante los noventa minutos con un despliegue de energía digno de estos clásicos. Pudo adelantarse en el marcador y consiguió empatar tras recibir, mediada la primera parte, el 0-1, obra de Benzema, el mejor futbolista sobre el campo.

Sin embargo, una mala defensa en una jugada a balón parado, justo tras el 1-1, acabó condenando a los rojiblancos. Ahora les toca pasar página lo antes posible. Lo del sábado no deja de ser una bella ilusión desvanecida. Lo que queda es el sprint final, el verdadero examen de la temporada en diez partidos.

El Athletic puso el duelo donde quería tras el pitido inicial. Presión alta, velocidad, fuerza... Ese tipo de combustión, en fin, que San Mamés viene agradeciendo desde el principio de los tiempos. A los cuarenta segundos, una internada por la izquierda de Lekue propició la primera ocasión. Williams, sin embargo, no acertó siquiera a ponerse en posición de remate. El balón le pegó en el muslo y se fue por la línea de fondo. Todo parecía ir viento en popa, con el Real Madrid metido en su campo y los rojiblancos a la carga, sobre todo por el costado de Lekue, un futbolista versátil y explosivo que ha entrado en el once titular para quedarse. El problema es que esas buenas sensaciones, ese guión en principio ideal para los intereses del Athletic, no significaba nada en realidad.

Ya lo había advertido Valverde en la rueda de prensa de la víspera: cuando mejor crees que estás es precisamente cuando el Real Madrid te vacuna. Así es. Así ha sido siempre. Y volvió a quedar de manifiesto a los ocho minutos, cuando los blancos lanzaron su primera andanada en ataque a través de Gareth Bale y la cosa terminó en un gol bien anulado a Cristiano por fuera de juego. Contra los blancos nada hay más absurdo que solazarse con el cuento de la lechera. No es que el cántaro tenga muchas posibilidades de que se te caiga. Es que estos tipos te lo rompen de un estacazo, como si la lechera se cruzara con una cuadrilla de matones.

En directo
TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

EN CONTEXTO
COMENTARIOS

©ATHLETIC

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x