Ernesto Valverde, durante un entrenamiento.

noticia
Jon Agiriano

El dilema de Valverde con el medio punta

14/02/2017 16:44 |0

Txingurri debe elegir si perjudica más a Muniain o a Raúl García obligándoles a jugar en la banda

Cuando les sobran jugadores y se les plantea la disyuntiva de tener que elegir entre muy diferentes opciones, los entrenadores suelen decir aquello de «bendito problema». Y tienen razón. El exceso puede ser un poco molesto, pero lo realmente duro es el defecto, el tener que devanarse los sesos, como si uno estuviera delante del crucigrama del Times, para poder completar un once competitivo. Recuerdo a un entrenador que vivió una de esas situaciones críticas de carencia de efectivos y me comentaba lo duro que era, durante los partidos, viendo las terribles evoluciones de sus jugadores, mirar al banquillo y, desalentado, empezar a pensar seriamente en la posibilidad de poner a calentar al utillero.

Ernesto Valverde no tiene este problema, desde luego, pero sí otro que empieza a resultar llamativo: la elección del medio punta. Curiosamente, dos de los futbolistas con más reputación y sueldo de la plantilla, Iker Muniain y Raúl García, compiten por un mismo puesto. Y lo hacen con argumentos completamente diferentes. Futbolísticamente, son casi antitéticos. Simplificando, digamos que uno es un regateador y el otro, un rematador. Lo cierto es que Iker y Raúl se parecen en que son navarros y en poco más. Y entre ese poco, lamentablemente para Valverde y para el Athletic, no figura el de sentirse cómodos en la banda.

Muniain ya ha dejado claro que no puede jugar por fuera. El sábado tardó 25 minutos en abandonar una ubicación en la que se convierte en un futbolista irrelevante. Y cuando lo hizo sólo le faltó gritar «libre, soy libre», como si se hubiera fugado de Alcatraz. Raúl García, que lleva un mes probando puntualmente en la banda, no es tan nulo en esa zona. Básicamente, porque tiene un gran golpeo de balón y de él siempre puede esperarse que cuelgue un buen centro, algo impensable en Muniain. Ahora bien, tampoco está a gusto. Lejos del área, sabe que se convierte en un actor secundario. Txingurri, en fin, se enfrenta a un gran dilema: elegir a cuál de los dos, Iker o Raúl, debe perjudicar más para perjudicar menos al equipo.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ATHLETIC

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x